El funambulismo no necesita ni explicación ni mediadores, tampoco los necesita la poesía, pues ambos se basan en la emoción de contemplar el vacío en un instante efímero de creación que se consume en su propia pureza.
-Funámbulus-

jueves, 2 de febrero de 2017

EL SILENCIO DE LA NOCHE

Las leyes de la naturaleza
                     son las leyes de mi espíritu.

Bajo la atenta mirada de un cielo estrellado
la noche cubrió mi cuerpo desnudo
con su manto de silencio. 
Y me hice viejo de repente.

Con la fuerza que me quedaba
hundí mis pies entre las piedras.
Y con mis uñas escarbé los pozos más profundos
buscando vida en el infierno.

Alcé mis manos implorando al cielo.
Estirando mis brazos hasta que crujieron.
Me quedé, todo yo, rugoso y seco.
Y mi alma y mis dedos se retorcieron.



viernes, 30 de agosto de 2013

HOMBRE DE BARRO


Yo pasaré y apenas habré sido,
-frágil destino de mi pobre arcilla-.
Ángela Figuera Aymerich


A pesar de todo sigo aquí.
Metido dentro de una piedra. 
Sentado sobre la petulancia de mis excrementos. 
Olisqueando el hedor de la existencia. 
Supurando mi perfecta imperfección. 
Escuchando voces, ecos, impulsos. 
Esperando. 
Esperando que la poesía se escriba ella sola. 
Sin mi interferencia de barro sucio. 
Que sea palabra desnuda. 
Que venga como un copo de nieve 
caído del cielo primero. 
Y luego que sea agua pura 
en una lágrima de hielo. 
Agua pura alegre del arroyo 
huyendo del hombre.



domingo, 28 de julio de 2013

SIROCCO

Alma que como el viento vaga inquieta
y ruge cuando está sobre los mares
y duerme dulcemente en una grieta.
Alfonsina Storni 


Aquella noche calurosa de verano
llamaron aporreando la puerta.
Era un huracán que entró como un torbellino
nublándome la vista,
dejándome sin habla y sin respiración.
Como pude intenté mantenerme en pie
en medio de aquel revuelo de aire húmedo y cálido
que sofocaba mi alma desnuda.
Quise detenerle cerrándole el paso
pero el vendaval ya se había colado en mi habitación
revolviéndolo todo.
Giraba y giraba desbocado entre mis piernas,
resoplando,
metiéndose en todos mis recovecos,
zarandeando mis pechos,
arrancándome la ropa,
alborotando mi pelo
mientras me hacía rodar por los suelos
con estrepitoso resuello.
-¡Para, para, demonio!- acerté a decir con voz trémula.
Y él, arrollador viento de túrbida pasión,
escapó raudo por la ventana,
relinchando como un centauro. 



martes, 23 de julio de 2013

BROMA MACABRA


Ya es demasiado tarde
para un ruego.
Y cuando oigo sus pasos en la escalera
no se me ocurre otra cosa
que tenderme en la cama,
juntar los pies,
cruzar las manos sobre mi pecho,
cerrar los ojos
y hacerme el cadáver.

Ella entra en la habitación.
¡Y no se abalanza sobre mi cuerpo
abrazándome!
¡Y no llora desconsoladamente
sobre mi rostro!
¡Y se va sin darme un beso!

En la soledad y el silencio
de aquella habitación
quedaron tantas cosas ocultas,
perdidas, sin recuerdo,
tantas palabras que no fueron dichas,
tantos gestos inconclusos.......
que allí permanezco inmóvil
como un muerto patético
esperando que llamen a la puerta.



miércoles, 19 de junio de 2013

LADRON DE PALABRAS

Los cuervos arrancan los ojos a los muertos cuando ya no les hacen falta; 
pero los aduladores destruyen las almas de los vivos cegándoles los ojos.
Epicteto

Soy un ladrón de palabras rápido y sigiloso.
Como una serpiente me cuelo entre la multitud
acechando sus conversaciones fortuitas.
Hay palabras que quieren huir despavoridas de sus dueños.
A veces las cazo al vuelo justo antes de que toquen el suelo.
A veces me meto en las bocas calladas, bien adentro, 

para arrebatarles las palabras a mordiscos.
Llego hasta el dolor y el llanto.
Hasta la luz y las sombras.
Llego hasta las entrañas
y arranco las palabras de raíz.
En las noches de luna llena
me deslizo en los lechos de los amantes
y rebusco entre montones de murmullos.
A veces tengo que cavar en las noches más profundas
hasta encontrar aquellas palabras que brillan como una urraca.
Hay mucho que robar

en este viejo mundo de palabras y puñales, 
palabras gastadas,
palabras irreparables que dicen y esconden.
Nada es original
y robo de cualquier sitio que alimente mi imaginación.
Incluso entre las cenizas de una palabra muerta.
Soy un chorizo, un mangante, un ratero, un caco.
Un depredador que lo devora todo.
Películas antiguas y modernas.
Música, libros, cuadros, fotografías y poemas.
Nombres de calles y señales de tráfico.
Los epitafios de las tumbas.
Los gritos de los niños jugando en los parques.

El lenguaje de las olas y las nubes habitadas.
Selecciono sólo aquello que me llega al alma.
La autenticidad es inestimable,
la originalidad no existe.
Nunca quiero las palabras que me regalan,
sólo las quiero robadas, arrebatadas.
Lo importante no es de dónde las robas,
sino a dónde las llevas.
Robo a los ricos para dárselo a los pobres.
Ya no me molesto en disimular mis robos.
Y lo escribo en las paredes:
Palabras para todos,

abolición de la propiedad privada,
las clases sociales
y la explotación del hombre por el hombre.





jueves, 13 de junio de 2013

ACCIDENTE INEVITABLE

Lo juro, la contraseña se llama amor.
Rose Ausländer

-Te quiero mucho- me dijo al abrazarnos.
-Yo a ti también- contesté.
Y me di cuenta de que podía ser cierto.

Confuso, crucé la calle sin mirar
y dejé que la vida me atropellara.





martes, 21 de mayo de 2013

NAIF MAN


La pureza y la simplicidad es la principal línea del Camino.
Lao Tse 


YO SOY CAMINANTE
ANDANDO CAMINO ADELANTE
BUSCANDO UN SITIO PARA DESCANSAR.
LA LLUVIA Y EL VIENTO ME SIGUEN
PORQUE MIS HUELLAS HAN DE BORRAR.

YO ME DIRIJO A UN LUGAR
DONDE LA LIBERTAD
ES UN PÁJARO QUE ME HACE SOÑAR
Y EL VIENTO ME HACE VOLAR.

LOS RÍOS Y LOS VALLES
ME SALUDAN AL PASAR
ALEGRES CANCIONES
PARA MI CANSADO CAMINAR.
EN LA CIMA DE LA MONTAÑA
ES DONDE QUIERO ESTAR
PARA PODER EL CIELO TOCAR.

EN LA CIMA DE LA MONTAÑA
ES DONDE MI ALMA MALTRECHA
QUIERE AULLAR
A LA LUNA Y LAS ESTRELLAS
TODO SU PESAR.

EN LA CIMA DE LA MONTAÑA
ES DONDE QUIERO DESPERTAR
PARA VER AL AMANECER
COMO EL SOL ILUMINA
NUEVOS CAMINOS QUE RECORRER.

YO SOY CAMINANTE
PORQUE LA VIDA ES ANDAR Y AMAR.
MIS LATIDOS RETUMBAN EN LAS MONTAÑAS
MIS SUSPIROS SE LOS LLEVA EL AIRE
MIS LLANTOS SE VAN CON LAS OLAS DEL MAR.


jueves, 2 de mayo de 2013

LA SOMBRA DEL BOXEADOR


Si sale vivo de su match en Nemea podrá, dios Júpiter, honrarte con las costillas que le queden.
LUCILIUS. El boxeador devoto.


Sueño de una sombra es el hombre.
-¡Soy el campeón, soy el campeón!
Es el mono de feria que a todos hace reír.
Está convencido de que esta vez lo conseguirá.
El alcohol y las mujeres ya no existen para él.
La noche es mala y peligrosa.
Disciplina es su lema.
El entrenamiento es su vida.
Por las mañanas footing.
Después todo el día en el gimnasio
El saco, el puching-ball y la comba son sus amigos.
Ellos le ayudan para ser el mejor.
Disciplina es su lema.
Lanza sus puños desde todos los ángulos.
Persigue a sus sombras.
Se encogen, se alargan.
Esquivan, retroceden, avanzan.
Ring de sombras, baile de sombras.
Fantasmas incansables que se burlan de él.
Se enfada y golpea frenéticamente el aire.
Pelea contra las nubes de los sucios ventanales.
Contra la toalla de una percha.
Frente al espejo él es su peor enemigo.
Se responde con fiereza.
Sus derechazos zumban en el aire.
Su izquierda furibunda es un martillo.
Quiere ser el que fue.
Quiere que las cosas no se le vayan de la cabeza.
Vive en las tinieblas desde su último combate.
Disciplina es su lema.
Golpea, golpea y golpea con sus puños de hierro.
El saco se tambalea sin cesar.
Clava sus pies en el suelo
y se dedica a machacar las costillas del gigante.
Ya nadie volverá a reírse de él en las tabernas.
-¡Soy el campeón, soy el campeón!

Sueño de una sombra es el hombre.


jueves, 25 de abril de 2013

REGRESO AL CUADRILATERO


El sufrir merece respeto, el someterse es despreciable.
Victor Hugo


Izquierda, izquierda.
Derecha.
Debe mantener la distancia.
Avanzar y retroceder.
Izquierda, izquierda.
Crochet.
Sabe que no puede parar.
Tiene que seguir moviéndose.
Los brazos y las piernas le pesan.
Izquierda, izquierda
Swing.
Avanzar y retroceder.
Los codos un poco cerrados para proteger el estómago.
Los mueve arriba y abajo para proteger los riñones y el hígado.
Los brazos y las piernas le pesan.
Uno, dos, tres.
Golpes en la cabeza.
Su cabeza es dura.
Pero se le ha metido dentro un pitido ensordecedor.
Ya no escucha los rugidos del público.
Ni sus insultos.
Ni los gritos de los que apuestan.
Tampoco la risa burlona de la chica rubia de la primera fila.
Pero oye como un niño llora en su pecho.
Sabe que se acerca el final.
Está entre las cuerdas.
No puede zafarse, no le quedan fuerzas.
Se abraza a su contrincante.
!Break, break! - Grita el árbitro.
Tiene que aguantar un poco más.
El sabe su oficio.
Lucha cuerpo a cuerpo.
Los golpes en los costados son insistentes y le cortan la respiración.
Siente el olor agrio del sudor y el sufrimiento.
El sabor de la sangre es muy salado.
La náusea de siempre atenaza su boca seca.
Los ojos le escuecen, los párpados le pesan.
El otro púgil es un buen fajador, lo empuja, lo arrincona.
Está entre las cuerdas.
Recibe el impacto de un gancho derecho seguido de otro gancho izquierdo
que le hace escupir el protector.
Todo es silencio.
Los focos del ring se tambalean.
A su alrededor todo da vueltas a cámara lenta.
Su cuerpo es un saco de carne magullada que se desploma.
Ha cumplido con lo pactado,
aguantar nueve rounds y caer en el décimo por nocaut.
Tiene prisa en irse de aquel lugar.
En su casa le esperan.
Hoy sus hijos tendrán algo para cenar.
Su mujer lo curará besando una a una todas sus heridas,
y será cuando toda su vida se concentrará en ese preciso instante.
El resto de su miserable existencia le importa una mierda.





lunes, 25 de marzo de 2013

RECUERDOS EN EL FONDO DEL MAR

¡Qué sollozo tan inmenso es el sollozo del mar!"
Amado Nervo

Lo supe desde el primer momento que le vi.
Que era el hombre de mis sueños.
Mi gran amor.
Sus besos mordían mi alma y mi boca.
Mi vida le pertenecía.
Lo supe desde el primer momento que le vi.
Que su amor me destruiría.
Por eso huí con mi dolor
en busca de una nueva vida
buscando otro amor
con el que curar la herida.
Me marché, dudé.
Fui hacia la puerta.
Mi sombra con recelo me seguía.
Una gota de mi sangre lloraba.
Me marché mientras el dormía.
Como un ángel aquella noche yacía
después de haber hecho el amor con desespero
como si la vida se acabara aquel día.



martes, 19 de marzo de 2013

SUSURROS INDELEBLES


Qué gloria, qué gozo!
Las hojas verdes, las hojas jóvenes,
resplandecientes bajo la luz del sol. 
Matsuo Bashô

Son susurros indelebles. 
Incontenibles. 
Hablan de dejarse llevar por los sentimientos. 
Alejarse de todo. 
Olvidar el camino de regreso. 
Traspasar el límite que separa el sueño de la vida. 
Escuchar las olas del mar en una caracola. 
Volver a la inocencia. 
Abandonar la palabra. 
Escribir sobre el silencio. 
Buscar la soledad de una isla. 
Encontrar un paisaje limpio. 
Una casa pequeña con techo de paja. 
Un huerto. 
Una vida sencilla. 
Una ventana abierta para que entre la Luna. 
El canto de los pájaros. 
El aroma de los campos. 
La brisa del mar. 
Un porche donde sentarse al atardecer. 
Contemplar como el cielo se desangra en silencio. 
Sentir los vientos cálidos y suaves en nuestras almas indefensas. 
Y tú, 
a mi lado, 
estremeciéndote como una flor 
mientras te leo versos de amor.



miércoles, 20 de febrero de 2013

LA SONRISA BOREAL

Por una mirada, un mundo,

por una sonrisa, un cielo,
por un beso... yo no sé
qué te diera por un beso. 
Gustavo Adolfo Becquer 
Tierra y fuego.
Mar y viento.
Raíz, rama y flor.
Colina, nube y amor.
La brisa en tus cabellos.
Tus ojos, el cielo.
Tus labios, un incendio.
Al final un beso.
Y el colapso del universo entero.




viernes, 15 de febrero de 2013

EL MURMULLO DEL BOSQUE

La luna de la montaña

ilumina también
a los ladrones de flores.
Matsuo Basho

A veces nuestro pequeño mundo
es tan absurdamente complicado
que he decidido tan solo
mirarte
mimarte
besarte
en la orilla del mar
sin pensar porque.





viernes, 14 de diciembre de 2012

CUERNO DE CAZA

La máxima intensidad del amor dura lo que dura un coito salvaje entre desconocidos.


Me detuve.
Se detuvo.
Le miré las tetas y el culo. 
Ella me miró a los ojos
con sus ojos húmedos de lagarto.
Se abalanzó sobre mi boca
y me metió su lengua bífida hasta el fondo.
Tan al fondo entró
que me arrancó el corazón de cuajo
y allí mismo lo escupió
dentro de mi vaso de bourbon.
De un trago se bebió el mejunje
esbozando la sonrisa más hermosa

que jamás he visto
en unos labios manchados de sangre.
Desapareció para siempre sin dejar el menor rastro.
El cuerno de caza no paraba de sonar
y las jaurías ladraban su excitación.
El pobre animal herido de muerte
pronto dejó de quejarse.




jueves, 29 de noviembre de 2012

AULLIDOS XV





Y te ofrezco a ti, lector
mi cabeza como un pedo
como el pedo atroz de vivir
hecho sólo memoria del vivir.
Leopoldo Maria Panero

Se ha desplomado la noche
dentro de mi cabeza vacía.
Suena el despertador.
El mundo me espera
con la mejor de sus sonrisas,
con sus leyes que me protegen
y me condenan a la sumisión y al aburrimiento.
He llegado a ser tan amable y condescendiente
que tanta cordura me volvió loco.
He sido capaz de escribir los versos más hermosos
en las nalgas voluptuosas de mis amantes.
He visitado los tugurios de puertos lejanos
donde los trasnochados jugaban con su vida
buscando la poesía en los ojos de una mulata.
He amado aunque la vida sea mortalmente intolerable.
He amado aunque luego me vea obligado a aullar.
Porque existe un algo muy oculto
que me empuja a aullar todas la noches,
que me obliga a escarbar desesperadamente
en las fosas de los desdichados,
de los suicidas que a nadie importan,
de los enamorados en descomposición,
de los fallecidos de muerte violenta
con sus pupilas horrorizadas,
de las víctimas de las catástrofes
cuyos esqueletos conservan las posturas del terror
que se adaptan maravillosamente a estos días que corren.
Adentrarme en la noche de los lunáticos
para exhumar impúdicamente
todo los oscuros secretos de las heridas de los vivos
me ha convertido en una bestia repugnante
capaz de babear todo el asco del mundo sobre las tumbas.
Por eso, estos versos infames no son versos,
son esputos, son un asco.
Pobre del que los lea.
Por suerte aún quedan buenos poetas
que escriben hermosos epitafios
mientras los cementerios se llenan de flores
y suena la música celestial.




miércoles, 21 de noviembre de 2012

EL EFECTO DOPPLER


Lo que pasó, eso pasará; lo que sucedió, eso sucederá; no hay nada nuevo bajo el sol.
(Eclesiastés 1, 9).

Somos tan arrogantes
que no vemos lo que somos:
una partícula insignificante
de algo que no alcanzamos a comprender.
No sabemos porque estamos aquí
y alargamos nuestras manos
hambrientas de infinito.
Ni los dioses inventados
podrán impedirlo.
Todo pasará
a pesar de los versos de los hombres.
Todo sucederá
bajo la brillante indiferencia de los astros.
Volveremos al silencio,
al silencio de las palabras que vienen del silencio.


miércoles, 24 de octubre de 2012

EL ANGEL EXTERMINADOR


He escrito estos versos
para que vuelvan los dioses.
Ricardo Reis

La especie humana
por el solo hecho de existir
causa sufrimiento y muerte
a muchos animales
a las plantas
a los bosques
a los ríos
a los mares
a otras personas.
Viene sucediendo
desde el primer día.
Odiamos tanto
que nos odiamos a nosotros mismos.
Cayeron las ansias al vacío.
Cayeron los gritos en la nada.
Cayeron los sueños en la noche profunda.
No hay luz en las grietas del precipicio.
Vamos cayendo y cayendo al fondo oscuro.
Caemos a lo más bajo que se puede caer.



jueves, 11 de octubre de 2012

HUMANOIDES



“emitimos palabras …para disimular el olor a muerte que sale de nuestras fauces”
Michel Houellebecq

Qué fácil es encontrar
una explicación a este mundo perverso.
Solo tienes que escudriñar
tu horrible rostro en el espejo.

Qué fácil es saber
que todo es una gran engaño.
Basta con querer mirar
detrás del bonito decorado
para  descubrir
que todo está podrido,
que hay ratas por todas partes,
que los muertos salen de sus tumbas.
Y apenas quedan supervivientes
porque preferimos estar muertos.

Si, cada vez somos más.
Las ciudades están llenas,
y tú, con tu indolencia
formas parte de esta multitud de zombies
que tanto te repugna.


miércoles, 3 de octubre de 2012

O C T U B R E

Mi voz hoy sólo
tiene palabras de melancolía.
Sobre la tarde inmensa cae la lluvia
monótona, fría.
Carlos Bousoño


En tierra, mar y cielo,
en ti y en mí,
en nosotros muere el verano.
Muerte llena de oro.
Paisajes encendidos.
La luz del limbo.
Así es el otoño.
La languidez de una mirada
perdida en el tiempo.
Una flor desolada
por el viento frío.
Un alma perezosa
que se la lleva el río.
Arrecia la lluvia,
cantan las ranas,
bailan las penas.
La fruta madura caída
en el suelo del olvido.
Así es el otoño.
El grano fecundo de un racimo.
La incisión del higo.
La dulce herida de estar vivos.





miércoles, 26 de septiembre de 2012

RAPSODIAS DESDE EL INFIERNO

Hay un tiempo para todo..
Un tiempo para nacer y un tiempo para morir.
Un tiempo para matar y un tiempo para curar.
Un tiempo para destruir y un tiempo para edificar.
Un tiempo para amar y un tiempo para odiar.
Un tiempo para llorar y un tiempo para reír.
Un tiempo para la guerra y un tiempo para la paz.
Eclesiastés 3

Hubo un tiempo
en que yo era un poeta bucólico
tumbado sobre la hierba
con una espiga en la boca,
contemplando embobado
como un bellísimo coro de  ángeles
descendía del cielo tocando sus arpas.
Fue un tiempo feliz de espera
entre las flores del prado
a que un copo de nieve cayera
sobre mi cuerpo desnudo
que ardía como una brasa.
Pero fue una lágrima de fuego
la que cayó sobre mi cabeza
causando un gran incendio.
Oh vírgenes, oh mártires,
cuando caen las bombas
el mundo pierde sus encantos.
No me busquéis entre los escombros,
porque he descendido
a los pozos más profundos
para entregarme exhausto
a sus más oscuros secretos.
Oh monstruos, oh demonios
mostradme los ríos del infierno
para zambullirme en sus quietas aguas
que son el negro espejo
que permite a un muerto
el olvido de sus afanes terrenales.