El funambulismo no necesita ni explicación ni mediadores, tampoco los necesita la poesía, pues ambos se basan en la emoción de contemplar el vacío en un instante efímero de creación que se consume en su propia pureza.
-Funámbulus-

miércoles, 2 de noviembre de 2011

EL ÁNGULO OBLÍCUO

Existen momentos
en los que no se trata de hablar, hablar y hablar,
ni tampoco de callar;
se trata de que brote algo
entre la palabra y el silencio.

3 comentarios:

  1. Hay que encontrar un término medio ~

    Un beso o 2 #

    ResponderEliminar
  2. Algo que tenga un gran significado, algo que salga de adentro, algo que sea auténtico.

    Saludos Joan.

    ResponderEliminar
  3. me gusta este lugar...me quedo leyendo

    ResponderEliminar