El funambulismo no necesita ni explicación ni mediadores, tampoco los necesita la poesía, pues ambos se basan en la emoción de contemplar el vacío en un instante efímero de creación que se consume en su propia pureza.
-Funámbulus-

miércoles, 26 de septiembre de 2012

RAPSODIAS DESDE EL INFIERNO

Hay un tiempo para todo..
Un tiempo para nacer y un tiempo para morir.
Un tiempo para matar y un tiempo para curar.
Un tiempo para destruir y un tiempo para edificar.
Un tiempo para amar y un tiempo para odiar.
Un tiempo para llorar y un tiempo para reír.
Un tiempo para la guerra y un tiempo para la paz.
Eclesiastés 3

Hubo un tiempo
en que yo era un poeta bucólico
tumbado sobre la hierba
con una espiga en la boca,
contemplando embobado
como un bellísimo coro de  ángeles
descendía del cielo tocando sus arpas.
Fue un tiempo feliz de espera
entre las flores del prado
a que un copo de nieve cayera
sobre mi cuerpo desnudo
que ardía como una brasa.
Pero fue una lágrima de fuego
la que cayó sobre mi cabeza
causando un gran incendio.
Oh vírgenes, oh mártires,
cuando caen las bombas
el mundo pierde sus encantos.
No me busquéis entre los escombros,
porque he descendido
a los pozos más profundos
para entregarme exhausto
a sus más oscuros secretos.
Oh monstruos, oh demonios
mostradme los ríos del infierno
para zambullirme en sus quietas aguas
que son el negro espejo
que permite a un muerto
el olvido de sus afanes terrenales.



15 comentarios:

  1. ¡que carajo! el poema es precioso, Fu, pero a mi lo que me apetece es darte un gran abrazo y decirte que andábamos echándote mucho de menos, jolines.
    Me alegra tu vuelta, a punto estaba de agarrar un biplano y lanzarme a tu búsqueda, mas no sabía en que colinas sedosas andarías enredado, o en que labios, o en que empresas. O si estarías enfermo, o simplemente descansando de todos nosotros.
    Magnífico poeta de la cuerda floja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ángela por tus comentarios, por tu abrazo que es compartido y por aparecer así de pronto, como el amanecer devora la noche.

      Eliminar
  2. Escribes que te mueres, chico. Me has recordado Arthur Rimbaud, el enfant terrible de las letras francesas.
    Las dos ültimas entradas una pasada.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Maribel por tus comentarios, tu comparación me abruma, tan solo escupo unos versos bajo la brillante indiferencia de los astros.

      Eliminar
  3. Impresionada, así me ha dejado tu poema. Me encanta como escribes.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario, es muy alentador. Saludos

      Eliminar
  4. Pues hacía mucho que no te leía candente. Y no has perdido ápice alguno.
    Un saludo, Funambulus

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Luis, eres un entrañable amigo Buho.
      Salud!

      Eliminar
  5. Invitación

    Yo soy brasileño, y tengo un blog, muy simple.
    Estoy lhe invitando a visitar-me, y se posible, seguimos juntos por ellos.
    Fuerza, Alegría y Amizad.
    Ven para acá.

    http://www.josemariacosta.com

    ResponderEliminar
  6. Tus dos últimos poemas dejan un nudo en la garganta y una opresión en el pecho. Cada verso es un mundo bajo el que late un infierno.
    "Oh vírgenes, oh mártires,
    cuando caen las bombas
    el mundo pierde sus encantos."
    Impresionante.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Gema, es un placer recibir tus comentarios. Salud!

      Eliminar
  7. Me encanta volver a leerte!!! fantásticas letras, como siempre Funam.
    Espero que todo te vaya genial. Salud!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Maite, tus comentarios siempre son tan luminosos como el sol de Andalucía. Salud!

      Eliminar
  8. Lamentablemente un poeta, un escritor en general, no puede beber del Leteo... Besos.

    ResponderEliminar