El funambulismo no necesita ni explicación ni mediadores, tampoco los necesita la poesía, pues ambos se basan en la emoción de contemplar el vacío en un instante efímero de creación que se consume en su propia pureza.
-Funámbulus-

viernes, 28 de octubre de 2011

EL CANTO DEL UIRAPURU


Por la noche me visitan los cuervos,
pues yo soy ese árbol seco,
solitario y aterrador
azotado por el viento
al que poco a poco
se le ha ido escapando la vida
entre crujidos y lamentos.
Tu eres ese hermoso pájaro de color
que durante el día
te posas en mis ramas desnudas
y con tu canto de alegría
alivias mi profunda agonía.

6 comentarios:

  1. Bellísimo y profundo. Proyecta ese dolor callado que no se deja ver superficialmente.

    Fascinante.

    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  2. Los cuervos siempre estarán, el colorines no.
    Hazte amigo de los cuervos.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Opino como Toro. Sin embargo, aprovecha al pájaro ése de color.

    Un beso o 2 #

    ResponderEliminar
  4. El negro también es color.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. ¡¡Siempre quedara algo de lo que fuimos!!..
    Un poema preciso en color y en b/N..
    Me encanta.
    un abrazo

    ResponderEliminar