El funambulismo no necesita ni explicación ni mediadores, tampoco los necesita la poesía, pues ambos se basan en la emoción de contemplar el vacío en un instante efímero de creación que se consume en su propia pureza.
-Funámbulus-

martes, 11 de octubre de 2011

AULLIDOS XII

Nos tendimos como lobos en la pradera
para aullarle al viento.
Y fuimos una noche entera
presas de su furia y su lamento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada