El funambulismo no necesita ni explicación ni mediadores, tampoco los necesita la poesía, pues ambos se basan en la emoción de contemplar el vacío en un instante efímero de creación que se consume en su propia pureza.
-Funámbulus-

martes, 11 de octubre de 2011

AULLIDOS VIII

Espera,
Espérate,
Espérame.
Aunque oigas mis aullidos
todavía no es el momento
de besarte como un diablo
hasta devorarte entera.
Déjame antes
rozar con mis labios
la fragilidad de los tuyos.
y deslizarme por el secreto de tu nuca.
hasta palpar
ese íntimo estremecimiento
de flor temblorosa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada