El funambulismo no necesita ni explicación ni mediadores, tampoco los necesita la poesía, pues ambos se basan en la emoción de contemplar el vacío en un instante efímero de creación que se consume en su propia pureza.
-Funámbulus-

martes, 11 de octubre de 2011

AULLIDOS III

Tu belleza  es un destello de luz cegadora
que perturba mi alma negra.
La hiriente traslucidez de tu rostro
serán los últimos impulsos eléctricos
que mi retina enviará al cerebro
después de arrancarme mis ojos de lobo
para regalarte mi ceguera eterna.
Tu amor  es un destello de luz cegadora
que perturba mi alma negra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada